jueves, 9 de noviembre de 2017

La distancia entre nosotros - Reyna Grande - Reseña

Cuando uno es niño, la vida podría parecer sencilla. Podría parecer que la vida y el mundo no tienen límites, que la diversión es la única necesidad. 
Reyna sabe eso, pero también sabe la verdad. Sabe que todo tiene límites, incluido el mundo mismo, y que hay necesidades mucho más grandes que la diversión. 
Cuando era todavía muy pequeña, tanto como para no recordarlo, su padre se marchó hacia el otro lado y para cuando esta historia comienza a ser contada, él sigue ahí. Pero también se enfrenta a la pérdida de su madre y con ello la vida que conocía. 
Sin saber cómo, pero sí por qué, la pequeña Reyna y sus hermanos se encuentran a sí mismos viviendo con su abuela. En la pequeña comunidad de Iguala, en Guerrero, que las personas se marchen hacia el otro lado es tan común que todos parecieran ser el resultado de ello, y al mismo tiempo comprenderse más allá de las palabras. 
Nuestra protagonista y sus hermanos, Mago y Carlos, se aferran a los sueños de volver a tener a su familia unida y a todas las oportunidades que la carencia les provoca. Reyna sueña con el día en que al fin conozca a su padre y regrese con su madre luego de construir la casa que tanto necesitan. Sus sueños, siendo niña, no se basan en tener comida o dinero, sino solo en recuperar a su familia tal y como la recordaba. Sin embargo, se da cuenta de que para cumplir un sueño se requiere de tiempo y esfuerzo. E incluso entonces, las cosas podrían no salir exactamente como uno lo tenía pensado. Los personajes de esta historia, que son personas tan reales como cualquiera, lo aprenden todo de la realidad, a pesar de soñar tanto. En ocasiones resulta increíble cómo descubren que sin importar dónde se encuentren, un lugar “bueno” o “malo”, la vida siempre tiene algo que enseñarte. En medio de las calles llenas de polvo demuestran lo poco que un niño necesita para ser feliz jugando, pero también lo mucho que requieren del amor adulto tan sincero como el que ellos ofrecen. 
Los tres hermanos, que en gran parte del libro son el grupo protagonista, saben que mientras se tengan los unos a los otros, el mundo no puede derrumbarse por completo, incluso cuando así lo parece. Extrañan a sus padres de la misma forma, pero también con sentimientos recurrentes diferentes, como el resentimiento. 
Las cosas malas que sienten no se pueden reprochar, tienen todo el derecho a hacerlo. Las buenas historias demuestran que la vida no es un periodo perfecto, así que esta no es la excepción. Los personajes sufren por lo que ven, oyen y sienten, pero también tienen esperanzas y saben que el sufrimiento no es para siempre. Que hay algo después, como también hubo algo antes, y son esos momentos los que valen la pena. La cercanía de esta historia para la cultura mexicana, y centroamericana, es innegable. En México todos conocemos o hemos vivido una historia similar a esta, pero es increíble profundizar en los detalles. Esta es una historia sobre el sueño americano, sí, pero el que los hermanos protagonistas sean niños y jóvenes mientras sucede hace que sea diferente a la mayoría. Hay cosas en este libro de las que nadie nos habló antes, pero que seguramente también comparten. 
Reyna y sus hermanos se enfrentan a tantos cambios que a veces parecería ser ese el gran villano de la historia. Cualquier persona se vería profundamente afectada si pasara por todos esos cambios, así que ellos demuestran una valentía como pocas, enseñándonos que a veces el villano de nuestra historia podría ser la vida misma, pero nosotros seguimos siendo los valientes que luchan en y contra ella. 
Sí, esta podría resultar una historia cruda para algunos, pero eso se debe a su realidad. Me recuerda un poco a Grabada en la arena, de Regina Calcaterra, en cuanto a la crudeza de ciertos momentos narrados y el sentimiento general al final la novela. Su lectura es tan amena que es difícil parar de leer y los finales de capítulos poseen el poder de la reflexión que hacen tomar una pausa al lector para asimilar lo que acaba de leer. 
Los personajes secundarios, como los padres, familiares y amigos, también resultan bastante reales para la atmósfera del libro. Sí, esta no es una historia de ficción, pero al mismo tiempo lo es, debido a todos los elementos que parecen salidos de ella y a las similitudes contextuales que tiene con muchas de las historias que se centran en el sueño americano. 
Este libro habla sobre el cambio en las personas, en lo que las orilla a él o lo que finalmente termina por producirlo. Reyna Grande cuenta una historia llena de realidad a través de sus ojos y recuerdos cuando niña, llenos de corazón. 

La distancia entre nosotros es una increíble narración de vida y esperanza impregnada del sentimiento más sincero. 
La soñadora inocencia de la joven protagonista convierte este libro en una recomendación segura para los lectores que gustan de sentir la realidad en lo que leen. 
Es verdad que soñar es gratis, pero es mejor hacer que esos sueños se vuelvan realidad. 

Calificación:


La frase: 
“–¡La terminarán! –exclamó Carlos–. ¡Volverán! 
Se marchó a toda prisa hacia la colina y, para cuando llegamos a la puerta de la escuela, no había rastros de él. 
Cuando regresamos de la escuela, entré a la casa para mirar al Hombre Detrás del Vidrio. 
–¿Cuánto más tardaran? ¿Por cuánto más estarán lejos? –pero como siempre, no hubo respuesta.” 

La distancia entre nosotros, Reyna Grande. 368 p. VRYA, 2017

Similar a:

¡Hasta la próxima!

sábado, 28 de octubre de 2017

(otros) 10 libros de terror

Volvemos a encontrarnos en ese momento especial del año en el que el miedo es como un aroma especial en el aire (y no es que nos guste sentir miedo, simplemente nos parece interesante). Reflexionando un poco sobre lecturas con ese mismo tema, me fui a investigar un poco y seleccioné otros 10 títulos de libros de terror (que se suman a los del año pasado). Y sí, resulta que los lectores "adultos" son el objetivo más indicado para esta selección, pero no por eso no los puede disfrutar cualquiera. Si son fans de género, seguramente reconocerán alguno, y si no: abran bien los ojos. 
NOTA: este año cada título tiene sinopsis.


1- Aniquilación, de Jeff VanderMeer 
Una historia que pronto podremos ver adaptada en el cine. En un futuro no determinado, el Área X es un lugar remoto y escondido declarado zona de desastre ambiental desde hace décadas. La naturaleza salvaje ha conquistado el lugar y su acceso está prohibido. La agencia estatal Southern Reach ha enviado diversas expediciones sin mayor éxito: todos los miembros de una expedición se suicidaron; otros enloquecieron y acabaron matándose entre sí, y los integrantes de la última expedición regresaron convertidos en sombras de lo que un día fueron. Ésta es la expedición número 12. El grupo está compuesto por 4 mujeres: una antropóloga, una topógrafa, una psicóloga y la narradora, una bióloga. Su misión es cartografiar el terreno, recolectar muestras y anotar todas sus observaciones tanto de su entorno como de sus compañeras. Pronto descubren una gran anomalía geográfica y formas de vida más allá de todo entendimiento. Mientras se enfrentan a una naturaleza tan bella como claustrofóbica, el pasado y los secretos con los que cruzaron la frontera se vuelven cada vez más amenazantes. 
Es el primer volumen de la Trilogía Southern Reach, que crea un mundo como nunca se habían imaginado y que nos enfrenta al extraño que se esconde dentro de nosotros mismos. 

2- Cuernos, de Joe Hill
La vida de Ig Perrish es un verdadero infierno desde que su novia Merrin fuera asesinada un año atrás, en un episodio que si bien le fue ajeno tendió sobre él un manto de sospechas que nunca pudo sacudirse. Una mañana, después de una fuerte borrachera, se encuentra con unos cuernos creciendo en su frente. Con el pasar de las horas descubrirá que tienen un extraño efecto en la gente: les hace contarle sus más oscuros deseos y secretos. Así, Ig se entera de que todo el pueblo, incluso sus padres, creen que él fue quien mató a Merrin. Tras el desconcierto de los primeros momentos, Ig aprenderá a sacar ventaja de ser el mismísimo diablo… 

3- El otro, de Thomas Tryon 
Holland and Niles Perry son uno gemelos idénticos de trece años. Holland es astuto y travieso, una maña influencia, mientras Niles es bueno y le encanta satisfacer a los demás, la clase de chico que hace sentir orgullosos a sus padres. Los Perry viven en el bubólico pueblo de Nueva Inglaterra en el que su familia se instaló desde hace siglos, y sucede que el gran clan se ha reunido en su ancestral granja este verano por la muerte del padre de los gemelos en un desafortunado accidente. 
La Sra. Perry todavía no se ha recuperado del shock del terrible final de su esposo y se recluye en su habitación, dejando que sus hijos ser libres. Sin embargo, con forme avanza el verano y las bromas de Holland se vuelven cada vez más siniestras, Niles se da cuenta de que ya no puede permitir las acciones de su hermano. 

4- Una cabeza llena de fantasmas, de Paul Tremblay 
La apacible vida de los Barrett da un giro cuando su hija Marjorie, de catorce años, empieza a mostrar síntomas horribles de esquizofrenia que los médicos no consiguen mitigar. Muy pronto, la situación ha empeorado tanto que su descenso a la locura parece imparable. 
Desesperado, el padre pide ayuda a un cura para practicar un exorcismo. Y es entonces cuando se produce una vuelta de tuerca: debido a sus problemas económicos, acepta la oferta de una productora de reality shows para grabarlo todo. 
Quince años después, una escritora entrevista a la hermana pequeña de Marjorie. A medida que ella rememora la tragedia, va desgranándose una impactante historia que plantea interrogantes sobre la memoria y la realidad, los medios de comunicación, el poder de la ciencia y la religión, y la naturaleza misma del mal. 

5- A ciegas, de Josh Malerman 
NO ABRAS LOS OJOS. Hay algo ahí fuera. Algo espantoso, que hace que la gente enloquezca y se suicide ante su sola visión. Nadie sabe qué es ni de dónde viene. 
Cinco años después de que diera comienzo la pesadilla, los pocos supervivientes que quedan viven refugiados en el interior de casas y edificios, protegidos por puertas cerradas y ventanas con las cortinas echadas. Malorie, que ha conseguido sobrevivir en una casa abandonada junto a sus dos hijos, decide abandonar la seguridad de su refugio para emprender un viaje por el río hacia un lugar mejor. En esta peligrosa odisea a ciegas, Malorie sólo podrá confiar en su instinto y en el entrenado oído de los niños, que no tardarán en descubrir que algo los sigue. Pero, ¿qué es? 
Inmersa en la oscuridad, rodeada de sonidos, familiares unos, estremecedores otros, Malorie se embarca en una tremenda odisea; un viaje que le llevará a un mundo sin visión y de vuelta a su pasado. En un mundo que ha enloquecido, ¿se puede confiar en alguien? 

6- Feed, de Mira Grant 
En el año 2014, el hombre al fin había encontrado la cura para el cáncer y había erradicado la gripe común del mundo. Pero también creó algo nuevo, algo terrible e imparable. Aquella infección se propagó rápidamente y el virus invadió cuerpos y mentes, siguiendo una única e irrevocable orden: alimentarse. 
Ahora, transcurridos veinte años desde el Levantamiento, Georgia y Shaun Mason van tras la noticia más importante de sus vidas: la oscura conspiración que se esconde detrás de los infectados. La verdad saldrá a la luz, aunque eso les cueste la vida. 


7- El pasaje, de Justin Cronin 
Una epidemia irrefrenable, desatada por un desastroso experimento militar, inunda el planeta. Los infectados por el virus ya no son seres humanos, sino eficaces e invulnerables máquinas de matar. Sólo una niña, una huérfana llamada Amy, parece compartir con los infectados muchos de sus poderes, pero no su sed de sangre. Cuando el mundo tal y como lo conocemos llega a su fin, es Amy la única que cruzará el pasaje entre un planeta moribundo y un planeta nuevo, donde tribus dispersas de humanos sobreviven como pueden en un mundo hostil que ya no les pertenece. 
El pasaje es la primera parte de una fantástica trilogía que se ha convertido, incluso desde antes de su aparición, en una de las novelas más comentadas de los últimos tiempos, al mismo tiempo una formidable aventura llena de acción y suspense y una épica de la resistencia humana frente a a la peor de las catástrofes.

8- Déjame entrar, de John Ajvide Lindqvist
Oskar, un niño solitario y triste que vive en los suburbios de Estocolmo, tiene una curiosa afición: le gusta coleccionar recortes de prensa sobre asesinatos violentos. No tiene amigos y sus compañeros de clase se mofan de él y le maltratan. Una noche conoce a Eli, su nueva vecina, una misteriosa niña que nunca tiene frío, despide un olor extraño y suele ir acompañada de un hombre de aspecto siniestro. Oskar se siente fascinado por Eli y se hacen inseparables. Al mismo tiempo, una serie de crímenes y sucesos extraños hace sospechar a la policía local de la presencia de un asesino en serie. Nada más lejos de la realidad. 

9- Al cerrar la puerta, de B.A. Paris 
¿Quién no conoce a una pareja como Jack y Grace? Él, guapo y rico; ella, encantadora y elegante. Él, un esforzado profesional de la abogacía que jamás ha perdido un caso; ella, un ama de casa intachable, excelente jardinera y cocinera, entregada al cuidado de su hermana discapacitada. Aunque llevan poco tiempo casados, lo tienen todo. Por más que uno se resista, siempre caen bien. La paz y la comodidad de su hogar, y la exquisitez de las cenas que organizan, cautivan sin remedio. Apetece intimar con Grace, pero no es fácil? Jack y Grace son inseparables. Para algunos, es amor verdadero. Otros no entienden por qué Grace nunca coge el teléfono. ¿Cómo es que no sale ni a tomar café, si no trabaja? ¿Cómo puede estar tan delgada con las delicias que cocina? ¿Cómo sale de casa sin nada en el bolso, ni un mísero bolígrafo? ¿Por qué razón los ventanales de la planta baja de su casa disponen de persianas blindadas? ¿Qué ocurre al cerrar la puerta, cuando la fiesta termina? 

10- El brillo de las luciérnagas, de Paul Pen 
Tengo diez años y llevo toda mi vida dentro de este sótano. Vivo en la oscuridad con mis padres, mi abuela, mi hermana y mi hermano. Todos están desfigurados por el fuego. Mi hermana lleva una máscara blanca para tapar sus quemaduras, porque papá dice que su cara podría asustarme.
Me gusta mi cactus. Me gusta leer mi libro sobre insectos. Y tocar durante horas el único rayo de sol que se filtra por una rendija del techo.
Pero desde que mi hermana tuvo al bebé, todos actúan de forma extraña. Creo que me cuentan mentiras sobre quién es el padre, sobre el Hombre Grillo que acecha por las noches, sobre lo que sucedió antes de que yo naciera, sobre por qué estamos aquí encerrados.
Por lo menos tengo a las luciérnagas. Llegaron hace unos días al sótano y las he guardado en un bote. Como dice mi abuela, no existe criatura más fascinante que aquella que es capaz de crear luz por sí misma. Esa luz me anima a conocer el mundo exterior, escapar, descubrir qué le sucedió a mi familia. Lo malo es que aquí todas las puertas están cerradas. Y no sé dónde voy a encontrar una salida…


¿Los conocen? ¿Qué otros títulos agregarían a la lista?


¡Hasta la próxima!

lunes, 31 de julio de 2017

Las NOTAS de Julio/17

Llegó ese momento en el que hay que despedirse de otro mes. Julio fue un mes lleno de noticias y sorpresas, así que aquí tienen sus NOTAS
Cuidado con los ojos, disfruten la búsqueda 

(clic para agrandar) 

¿Qué momentos comparten? 

¡Hasta la próxima!

miércoles, 19 de julio de 2017

Bluescreen - Dan Wells - Reseña

La facilidad del presente radica en la función de los avances tecnológicos. Sin embargo, todos nos imaginamos cómo sería la vida en… el 2050, por ejemplo, y esta novela es un ejemplo de ello. 
Marisa Carneseca (con un apellido salido de una novela del viejo oeste) es una audaz adolescente con raíces latinas que vive en El Mirador, una parte de la ciudad de Los Ángeles en el año 2050. En este futuro, las personan tienen implantes cerebrales llamados djinnis que los conectan a la Net y básicamente apoyan TODAS sus actividades, una versión muchísimo más avanzada que los teléfonos inteligentes del presente. 
La velocidad en la que suceden las cosas en esta historia es impresionante, los clics son parpadeos y las relaciones sociales son prácticamente automáticas. El concepto de la Net como el Internet sigue siendo el mismo, siempre hay una nueva forma de sorprender y el entretenimiento es indudable. Los videojuegos se pueden jugar estando inconsciente y usar los dedos para escribir mensajes de texto es cosa del pasado. Claro que para los habitantes de ese futuro, todas esas cosas son lo más normal del mundo. 
Pero no por tratarse de un tiempo cómodamente tecnológico significa que los problemas vayan a desaparecer. Estar conectado todo el tiempo a la Net también podría tener sus desventajas. Como dije: siempre hay una nueva forma de sorprender. Que el principal dispositivo de esta historia se encuentre instalado en el cerebro de todos no deja el alcance del peligro sin serias consideraciones. Y no creo que la presencia de autos de conducción automática o entregas a domicilio súper rápidas (entre muchas otras cosas) lo valgan. Blog Lectores Nocturnos 
En medio de los casi desinteresados días de Marisa y su notable experiencia en los usos de djinnis y la Net, el conflicto es justo lo que necesitaba para complementar la emoción en su vida. Además de los problemas sociales ya existentes en esta ficción, Marisa está por descubrir un malévolo plan sin origen visible que tiene potencial para hacer que su contexto (su vecindario, sus amigos, su familia y su propio futuro) corra peligro. La aparición de una droga virtual llamada Bluescreen atrae su atención desde el primer momento, aunque no como consumidora, sino como buena conocedora de la tecnología y sus capacidades (o riesgos). 
Soy fan de Dan Wells. Su distopía Partials es una de las más apreciadas en mi librero y John Cleaver es un personaje con una mente completamente peculiar. Naturalmente, cuando me enteré de esta nueva trilogía, no pude evitar sentir interés. Que un libro lleve el nombre de una droga sin duda direcciona la trama. 
Aquí Wells crea una realidad propia de un futuro posible y agrega una protagonista de mente ágil, aunque no libre de frustraciones. Marisa es sin duda el centro de la novela, cada capítulo la involucra a ella y su liderazgo tecnológico consigue precisamente lo deseado: interesar al lector. Aunque, claro, me habría gustado que algún otro personaje resultara casi tan importante para encontrar más opciones de conexión con los lectores. Todos los personajes secundarios (Anja, Sarah, Bao, etc.) dan a conocer sus detalles, pero no sobresalen lo necesario para robar el enfoque, incluso cuando se lo merecen. Marisa y Bluescreen son los nombres que ganan la batalla, así que inician una en la que solo el equipo más astuto tiene posibilidades. Blog Lectores Nocturnos 
Los Ángeles en el 2050 muestra algunas de las ideas más convincentes del futuro, pero también algunas de las ironías más curiosas sobre el presente. 
¿Y cómo no apreciar el detalle de las constantes expresiones originalmente escritas en español porque la familia de Marisa es de origen mexicano? Y hablando de eso, tampoco puedo pasar por alto los varios clichés sobre ese mismo tema que aparecen a lo largo de la historia, que no diré porque odio los spoilers y, además, cualquiera que llegue a leer este libro se dará cuenta de ellos de inmediato. 

Bluescreen aparece para sacudir la estabilidad de un futuro que sorprende por su realidad. Marisa es una buena protagonista, aunque hasta ahora la narración que la presenta no se preocupa en absoluto por dar un nivel emocional a la historia, sino solo en convertirla en una casi trepidante secuencia de acción. 
El color azul no solo cubre el título, sino también la atmósfera del argumento. La ciencia ficción en este libro es tan original como genuina, los diálogos la empujan hacia adelante y sus momentos cumbre la hacen sentir como una introducción lo suficientemente buena para continuar interesados. Esperando, claro, que los siguientes dos títulos de la trilogía cuenten todos los detalles que despiertan curiosidad y hagan honor al potencial de esta primera parte. 
Play crazy. 

Calificación:

La frase: 
–Porque quisiera confiar en alguien –dijo finalmente–. Mira a tu alrededor. ¿Conoces a alguien de todas estas personas? ¿Ellos nos conocen a nosotros? ¿Crees que les importamos? La mayoría de ellos están demasiado concentrados en sus djinnis; sus mentes están a medio mundo de distancia en este momento. Estamos en medio de una enorme multitud y, aun así, estamos alejados de absolutamente todos excepto nuestros amigos más cercanos y nuestras autoridades más estrictas

Bluescreen, Dan Wells. 456 p. VRYA, 2017

Similar a: 

¡Hasta la próxima!