martes, 19 de marzo de 2013

Desnuda - Raine Miller - Reseña

Con la idea de comenzar una vida lejos de su terrible y misterioso pasado, Brynne Bennet se trasladó a Londres para estudiar. Años después, mientras se encuentra en una galería donde se vende una fotografía en la que aparece casi desnuda, conoce a Ethan Blackstone, un innegable empresario jefe de una importante agencia de seguridad inglesa que está por encargarse del resguardo de los juegos olímpicos de Londres 2012. De inmediato surge una curiosa atracción entre ambos (además de la física). Ethan compra su fotografía y terminan por conocerse mejor con el paso del tiempo. 
Y aunque ese tiempo no es demasiado, y lo que se conocen toma un punto sexual de repente, no se puede dejar de mencionar lo positivo de la historia, pues aunque también carga con los momentos repentinos y la genética en las características de los personajes principales, se coloca como una historia sencilla y breve pero no por eso con menos energía que las demás en el género. 
Lo que Ethan necesita de Brynne es una mujer a la que saber suya y Brynne necesita a alguien con quien sentirse segura, por lo que resultan una pareja bastante equilibrada. 
La narración en primera persona desde los ojos de ella nos cuenta lo suficiente como para seguir la línea de los acontecimientos, pero oculta también cosas que no se siente segura de compartir todavía (basándose en el tiempo que lleva con Ethan). 
Ethan es un, digamos, caballero inglés, aunque (como siempre) resulte demasiado sospechoso que siento quien es -y cómo es- siga soltero (y no me refiero solo a su físico). El pasado de Brynne, todavía sin aclaraciones oficiales, es lo que durante varias ocasiones nos hace pensar va a darle sabor a la historia, y aunque está bien contada, es desesperante tener que conseguir el segundo libro para enterarse de ello. Esta primera parte es tan breve que muy seguramente pudo haberse unido con sus continuaciones en un solo ejemplar sin que eso significara una disminución de la calidad (creo que sería al contrario) y así dejar satisfechos a más lectores. 
Esta historia cuenta con una buena pareja -dentro de sus exigencias- que a pesar de desearse mucho se conoce muy poco, lo que traerá dudas a lo largo de toda la historia, que no es tan repetitiva como otras y no le sobran páginas. Pasando por alto aquellas escenas de caramelo (fuera del sexo) que se tornan tontas –no tantas-, o las veces en que parece que Ethan es un obsesivo enamorado, la verdad es que de alguna forma cada uno va de acuerdo a su pasado y la forma en que además de un encuentro casual se relacionan (o los relacionan). Él no es en extremo demandante y ella no es una inocente muchachita. 
Como dato extra cabe mencionar que imaginarse uno que otro acento británico siempre podría mejorar ciertos momentos. 
Desnuda presenta una historia que si bien podría ser mejor y divagar menos, cumple y tiene comentarios sinceros para soltar una buena risa abochornada, que tiene mucho que aclarar todavía pero resulta imaginable. Una novela sencilla y suficiente para su género, para imaginar y sentirse repentinamente inocente en medio de su narración erótica. 
Después de todo, siempre es bueno saciar la curiosidad, y esta novela es perfecta para hacerlo sin sobrepasar los límites propios. 

La frase: 
Pero el miedo se apoderó de mí de todas maneras. La explosión de terror que me hacía volver en mí de golpe llegó en el momento justo. Sabía lo que era pero aun así el pánico me dominaba. Debería reconocerlo. Era un sentimiento que ya llevaba años acompañándome. 
-Brynne, levántate. 
Esa voz. ¿Quién era? 

Desnuda, Raine Miller. 218 p. Suma de letras, 2013 

¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

Espe dijo...

Es un libro que no esta nada mal, me gusto mucho.
Un beso

esa estrella... dijo...

No pinta mal, gracias por la reseña!!

besitos<3

Madharael Ratia dijo...

me gusto más que a ti, el segundo lo estoy leyendo y es primera persona de Ethan eso requiere mucho mas talento para escribir erotica desde el punto de vista de un hombre, muy buena reseña.. saludos :D